La sensibilidad dental es un síndrome doloroso que puede llegar a ser de carácter crónico con situaciones de dolor agudo, a veces muy molesto. Este dolor transitorio es derivado de la exposición de la dentina a estímulos químicos, osmóticos, térmicos o táctiles y que no pueden ser asociados a ningún otro tipo de patología dental. En algunas personas la hipersensibilidad es tolerable, mientras que en otras es un problema que afecta su calidad de vida, hábito de higiene oral e incluso a su dieta.

La ausencia de atención a los dientes sensibles puede derivar en otros problemas bucales. Esto ocurre frecuentemente cuando el dolor no permite cepillarse los dientes, y por lo tanto, se es más vulnerable a padecer caries y enfermedad de encías.

Si tiene malestares en los dientes al ingerir cierto tipo de alimentos, acérquese a Clínica Dental Carrasco y le daremos la solución.

En Carrasco Clínica Dental ofrecemos todos los tratamientos que necesita para la salud y estética de su boca y dentadura.

WhatsApp chat